El Internet de las cosas (IoT) es una tecnología que nos ayuda a reimaginar la vida diaria, pero la inteligencia artificial (IA) es la verdadera fuerza impulsora detrás del potencial completo del IoT.

Desde sus aplicaciones más básicas de seguimiento de nuestros niveles de condición física, hasta su amplio potencial en las industrias y la planificación urbana, la creciente asociación entre la IA y la IoT significa que un futuro más inteligente podría ocurrir antes de lo que pensamos.

¿Cómo impacta en la industria?

Se lo denomina como Smart Industry

Las industrias, desde la fabricación hasta la minería, dependen de la transformación digital para ser más eficientes y reducir el error humano.

Desde el análisis de datos en tiempo real hasta los sensores de la cadena de suministro, los dispositivos inteligentes ayudan a evitar costosos errores en la industria. De hecho se estima que más del 80% de los proyectos de IoT empresariales incorporarán Inteligencia Artificial para 2022.

 

IoT está potenciado por tres tecnologías emergentes clave:

Inteligencia artificial (IA)

Funciones y sistemas programables que permiten que los dispositivos aprendan, razonen y procesen información como los humanos.

Redes 5G

Redes móviles de quinta generación con retardo casi nulo de alta velocidad para el procesamiento de datos en tiempo real.

Big Data

Enormes volúmenes de datos procesados de numerosas fuentes conectadas a Internet.

Juntos, estos dispositivos interconectados están transformando la forma en que interactuamos con nuestros dispositivos en casa y en el trabajo, creando AIoT ("Inteligencia artificial de las cosas") en el proceso.

(Fuente: visualcapitalist)