Para evitar la aparición de problemas, el llenado de huecos, túneles y zanjas debe poder eliminar la formación de vacíos. En este sentido, el material debe poder poseer una capacidad portante suficiente para así poder soportar el tránsito y el uso cotidiano. Al existir grandes dificultades para conseguir el material de relleno adecuado y lograr niveles de compactación y uniformidad suficientes, se dan una serie de problemas, como pueden ser las deformaciones, hundimientos, entre otras posibilidades.

Estos inconvenientes pueden ser solventados utilizando productos mucho más veloces y eficaces. En este punto, se destaca especialmente lo que se conoce como relleno de densidad controlada, que se caracteriza especialmente porque es capaz de fluir como líquido y dar lugar a estructuras altamente estables posteriormente a su endurecimiento.

¿Qué es el relleno de densidad controlada?

El relleno de densidad controlada es un material auto-compactante de baja resistencia. Cuenta con una consistencia fluida, siendo capaz de soportar cargas como si fuera un elemento sólido, pero con la capacidad de adaptarse a los espacios a rellenar para poder completarlos en su totalidad. No son rellenos de hormigón ni se utilizan en reemplazo del concreto. No obstante, tienen algunas características y propiedades similares a estos. 

Sus propiedades

Las propiedades del relleno de densidad controlada se encuentran entre las correspondientes a las de los suelos y los hormigones. Se prepara a partir de materiales que son similares a los utilizados en el hormigón tradicional y se coloca con la ayuda de un equipo que es semejante al mismo. No obstante, tiene sus propias características. 

Sus aplicaciones

Siendo una mezcla elaborada a través de distintos materiales, el relleno de densidad controlada se aplica especialmente en los siguientes campos:

  • Rellenos estructurales

  • Rellenos livianos

  • Reparación de bases de pavimentos

  • Rellenos en lugares que son de difícil acceso

  • Realce de fundaciones

  • Contrapisos

  • Material de asiento para conductos

  • Rellenos de zanjas

¿Cuáles son sus ventajas?

 

Finalmente, para comprender un poco más acerca de la popularidad creciente del relleno de densidad controlada, es importante conocer sus ventajas. Algunas de las más importantes son las que mencionamos a continuación:

  • Facilitan considerablemente la colocación

  • Eliminan los riesgos de tareas de operarios

  • Permiten dar con rellenos de calidad uniforme

  • Reducen la necesidad de mano de obra 

  • Eliminan los acopios de materiales en obra