Hoy, las oficinas se encuentran en constante cambio. Por eso, es necesario que las conexiones de los teléfonos y de los ordenadores (corrientes débiles), como así también sus correspondientes fuentes de alimentación se encuentren disponibles en todo momento para cualquier usuario.

¿Qué es una instalación de corrientes débiles?

Se trata, básicamente, de instalaciones que corresponden a telefonía, a TV por cable y a sistemas de seguridad, como circuitos cerrados de alarmas, de televisión, entre otros. Son instalaciones de distintos sistemas de comunicación, control y manejo de información, independientemente de si estos son de datos, de voz o de video, como así también equipos de conmutación y otros tipos de sistemas vinculados a la administración y la seguridad que se caracterizan especialmente por corrientes y tensiones bajas.

Las instalaciones de corrientes débiles se consideran como instalaciones de baja tensión. Según reglamentación, se considera como instalación de baja tensión eléctrica aquella que genera o que distribuye energía eléctrica para el consumo propio, como así también a las receptoras en límites de tensiones nominales como los siguientes: 

  • Corriente continua: inferior o igual a 1500 voltios

  • Corriente alterna: inferior o igual a 1000 voltios

Las instalaciones de infraestructura usadas para alimentar cargas se conocen como tomas de corrientes fuertes. Por su parte, esas instalaciones de voz, de datos y de imágenes se conocen como instalación de corrientes débiles. En ambos casos se hace referencia a baja tensión. 

Instalaciones de corrientes débiles

Dentro de las distintas instalaciones de corrientes débiles, podemos encontrar algunas de las mencionadas a continuación:

  • Sistemas de comunicación a través de altavoces

  • Detectores de incendios

  • Fibra óptica

  • Alarmas antirrobo

  • Música ambiental

  • Detectores de humo

  • Citófonos

  • Detectores de movimiento

  • Teléfonos 

  • TV por cable

  • Computación

  • Videocámaras de vigilancia

Normas 

La calidad y el profesionalismo en la instalación de corrientes débiles es fundamental para una empresa. en ese sentido, se destaca especialmente la necesidad de utilizar materiales que sean de primeras marcas. 

En lo que respecta a organismos y normas que regulan este ejercicio, podemos mencionar los siguientes:

TIA

 TIA (Telecommunications Industry Association) desarrolla normas vinculadas al cableado industrial voluntario para productos del campo de las telecomunicaciones, con más de 70 normas preestablecidas.

ISO

International Standards Organization es una organización no gubernamental a nivel mundial que se desarrolla en cuerpos de normas nacionales, en más de 140 países.

IEEE

El Instituto de Ingenieros Eléctricos y de Electrónica es responsable de las especificaciones de redes de área local.

EIA

Finalmente, Electronic Industry Association desarrolla normas y publicaciones acerca de las áreas técnicas principales. Incluye electrónica del consumidor, componentes electrónicos, telecomunicaciones e información electrónica.