¿De qué manera funciona?
 

La mayoría de los motores eléctricos se destacan por operar mediante la interacción entre un campo magnético y corrientes sinuosas. Esto, a fin de generar fuerza en el interior del motor. 

Los motores de corriente continua y los de corriente alterna se basan en el mismo principio que guía su funcionamiento. Este es el que establece que si un conductor en el que circula una corriente eléctrica se encuentra en el marco de la acción de un campo magnético, va a tener a generar un desplazamiento de forma perpendicular a las líneas de acción de ese mismo campo magnético.

En el caso de los motores, lo que hace la electricidad es crear campos magnéticos que resultan opuestos entre sí. Provocan que la parte giratoria se mueva. En líneas generales, se puede establecer que en donde haya electricidad se va a poder encontrar magnetismo. Pero, además, que la polaridad de un objeto puede ser alterada si se hace circular electricidad en una dirección o en otra, pero a su alrededor.

  Los distintos tipos de motores eléctricos

 

Si armamos una clasificación entre los distintos tipos de motores eléctricos, podemos destacar especialmente los siguientes.

El motor de Corriente Continua

Este es el que se usa en los casos en los que es especialmente importante poder regular continuamente la velocidad que el motor alcanza. Es un tipo de motor que debe tener el mismo número de polos y de carbones tanto en el rotor como en el estátor.

El motor de Corriente Alterna

Por su parte, estos son los motores que funcionan a través de corriente alterna, como su nombre lo indica. Es un motor que convierte la energía eléctrica en fuerzas de giro, especialmente a través de la acción mutua de los campos magnéticos.

¿Cuáles son las partes de un motor eléctrico?
 

El motor eléctrico se encuentra formado por una amplia serie de elementos. Entre estos, las partes más importantes son el rotor, el estátor, la base, la carcasa, las tapas y la caja de conexiones, entre otras. Pero un motor eléctrico es capaz de funcionar solamente con el estátor y el rotor. 

Lo que se conoce como estátor es un elemento que opera a modo de base, permitiendo que se lleve a cabo la rotación del motor desde ese punto. Este no se mueve de forma mecánica, pero si de forma magnética. 

Finalmente, el rotor es un elemento de transferencia mecánica. Es de él que depende la conversión de energía eléctrica en energía mecánica.